Cirujanos durante la operación

Áreas de Especialización

Reparacion Mitral

La válvula mitral es una de las cuatro válvulas del corazón y separa la aurícula izquierda del ventrículo izquierdo. La enfermedad de esta válvula es una de las patologías valvulares más frecuentes en nuestro medio. Dependiendo del tipo de afectación que presente la válvula se deberá reemplazar por una prótesis valvular (mecánica o biológica) o repararla (Plastia o Reparación Mitral). La reparación mitral, cuando es posible, se ha demostrado superior al reemplazo o sustitucion de la válvula en términos de supervivencia y mejoría de la calidad de vida del paciente y debe ser siempre la primera opción. Sin embargo es una técnica que requiere mucha experiencia y es más demandante técnicamente que la sustitución.

 

El Dr. Montero fue pionero en la Comunidad Valenciana en esta técnica de reparación mitral y es, posiblemente, el cirujano Cardiaco con más experiencia en este tipo de Cirugía. En los últimos años, la Dra. Bel, que forma parte del Grupo de Trabajo de Reparación Mitral de la Sociedad Española de Cirugia Cardiovascular, ha adquirido también una importantísima experiencia en esta técnica durante sus años de ejercicio profesional en el H. La Fe, de la mano del Dr. Montero, y completando su formación con los más prestigiosos cirujanos europeos en la materia. 

Publicaciones: 

1.Registro español de reparación valvular2016-2017

Jorge Rodríguez-Roda, José I. Sáez de Ibarra, Javier Gualis, Pedro Lima, Carmen Iglesias, Rafael García-Fuster, Carlos Porras, Delfina Fletcher, Francisco Gutiérrez-García, Manel Castellà, Yolanda Carrascal, Eduardo Bernabeu, Luis Delgado, Tomás Daroca, Carlos Morales, Fabrizio Sbraga, José M. González-Santos, Carlos E. Martín, Juan J. Otero, Alejandro Adsuar, Rafael Rodríguez, Rafael Llorens, Ana M. Bel, Miguel Gomez-Vidal

10.1016/j.circv.2019.02.003 Cir Cardiov 2019;26:147-

2. Reparación valvular mitral:experiencia en nuestro centro

A.M. Bel Mínguez, T. Heredia Cambra, L. Doñate Bertolín, C. Hernández Acuña, M. Pérez Guillén, S. Torregrosa Puerta, B. Igual Muñoz, V. Miró Palau, M.C. Bartual Olmos, J.A. Montero Argudo. 10.1016/S1134-0096(12)70587-9 Cir Cardiov 2012;19:225


3. Evolución de la insuficiencia tricuspídea en cirugía de insuficiencia mitral grave pura: factores predictores de insuficiencia tricuspídea residual

A.M. Bel Mínguez, M. a C. Bartual, M. Pérez Guillén, D. Mata Cano, T. Heredia Cambra, L. Doñate Bertolín, S. Torregrosa Puerta, F.J. Valera Martínez, J.A. Margarit Calabuig, M. a P. Fuste, A. Montero Argudo. 10.1016/S1134-0096(10)70677-X Cir Cardiov 2010;17 Supl 1:53

Cirugía Coronaria 

Cuando las arterias coronarias (las encargadas de irrigar el corazón) presentan una obstrucción importante, pueden aparecer síntomas como la angina  o incluso el infarto de miocardio y la muerte súbita. El número de lesiones, su localización, y el grado de obstrucción deben valorarse mediante un cateterismo o coronariografía y, dependiendo de esta prueba, se decidirá si es necesario una cirugia de revascularización coronaria (Bypass Coronario). 

La cirugia de Bypass Coronario consiste en implantar una arteria o una vena del propio paciente más allá de la obstrucción coronaria para que el corazón tenga irrigación por estos injertos. El número de bypases dependerá del número de arterias coronarias lesionadas y del grado de obstrucción de las mismas. 

La Cirugía Coronaria puede realizarse con o sin Circulación Extracorpórea y cada caso debe evaluarse individualizadamente dado que ambas técnicas tienen sus ventajas e inconvenientes. Numerosos estudios han demostrado que el uso de injertos arteriales (las dos arterias mamarias y/o la arteria radial) presenta ventajas sobre las venas, sobretodo en pacientes jóvenes.

 

En la unidad de Cirugia Cardiaca del Dr. Montero utilizamos frecuentemente la doble mamaria y la arteria radial para intentar optimizar al máximo la durabilidad de estos bypases.

Publicaciones:

1. Comparison between the radial artery and the right internal thoracic artery: which is the second arterial graft choice? Mª J. Dalmau, S. Cánovas, F. Hornero, O. Gil, R. García Fuster, J.A. Montero.Th. Cardiovascular Surgery 2003, 51 (si) CSD-5115

2. Trends in Coronary Artery Bypass Surgery: Changing Type of Surgical Patient. Garcia Fuster R, Montero JA, Gil O, Hornero F, Canovas S, Bueno M, Buendia J, Rodriguez I. Rev Esp Cardiol. 2005 May;58(5):512-522.

 
 

Miocardiopatia Hipertrófica

En la Miocardopatia Hipertrófica (MHO) se produce una alteración de la geometría y morfología del músculo cardiaco que provoca un engrosamiento patológico de la musculatura del corazón.  Este engrosamiento tiene como consecuencia una obstrucción de la salida del flujo de la sangre del corazón hacia el resto del organismo que puede producir disnea (dificultad para respirar), arritmias, pérdida de conocimiento y, en ocasiones muerte súbita. 

Dependiendo de la intensidad de este engrosamiento, el tratamiento médico no es suficiente y se recomienda el tratamiento quirúrgico que consiste en la resección de parte de esta hipertrofia muscular. Esta técnica quirúrgica, conocida como Miectomía Septal, se realiza con esternotomia y circulación extracorpórea. El Dr. Montero es uno de los cirujanos con más experiencia a nivel nacional en el tratamiento de este tipo de patología, habiendo incluso desarrollado una técnica propia con la que cientos de pacientes ya han sido tratados (VER VIDEO).

Publicación: Experience, outcomes and impact of delayed indication for video-assisted wide septal myectomy in 69 consecutive patients with hypertrophic cardiomyopathy. Heredia Cambra T, Doñate Bertolín L, Bel Mínguez AM, Hernández Acuña CE, Schuler M, Pérez Guillén M, Margarit Calabuig JA, Montero Argudo JA.

Eur J Cardiothorac Surg. 2013 Jul;44(2):e149-55.

Aneurismas de Aorta

El aneurisma de la aorta torácica es una patología con una elevada mortalidad y riesgo de complicaciones si no se actúa pronto, en especial cuando esta aorta alcanza un tamaño determinado (unos 55 mm). En algunos pacientes  puede ser necesario, además de la esternotomía media,  realizar una incisión adicional por debajo de la clavícula (para acceder a la arteria subclavia) o en la ingle (para acceder a la arteria femoral).

Generalmente, solo es necesario sustituir el segmento de aorta dilatada, para prevenir su rotura o disección, pero otras veces la intervención a practicar puede resultar más compleja. Cuando la dilatación engloba también la llamada porción sinusal (la parte más proximal al corazón, de donde nacen las arterias coronarias y donde se encuentra la válvula ártica) es necesario realizar técnicas más complejas donde debemos reinsertar estas coronarias al injerto o tubo que usamos para la sustitución. Es lo que se denomina cirugia de Bono-Bentall, cuando además cambiamos la válvula ártica por una prótesis o Cirugia o Intervención de David o Yacoub cuando podemos mantener la válvula nativa del paciente. Este último tipo de cirugia es una intervención altamente demandante desde el punto de vista técnico, solo realizado por cirujanos especializados y experimentados, y que cuando es posible, es la mejor opción para el paciente, evitando así el implante de prótesis valvulares.

 

En nuestra Clinica tenemos una amplia experiencia en el tratamiento de las distintas patologías de la aorta (Diseccion, Aneurisma...). Estudiaremos su caso y, dependiendo del tipo de patología y el segmento a tratar, se realizará la estrategia más adecuada individualizando cada caso en particular.

 
 
IMG_0238_edited.jpg

Cirugia Aortica Minimamente invasiva

La válvula aórtica separa el ventrículo izquierdo y la aorta, la arteria principal del organismo que va a dividirse para ir dando ramas arteriales al resto de los órganos. La enfermedad de esta válvula puede producir una ESTENOSIS AORTICA (cuando existe una obstrucción del flujo de salida de la aorta por calcificación de la valvula), INSUFICIENCIA AORTICA (cuando la válvula, al cerrar no es competente y se produce una "fuga" hacia el ventrículo) o una combinación de ambas.

¿Qué tipo de cirugia se realiza? dependerá del tipo de lesión (estenosis, insuficiencia), la edad del paciente y la gravedad de la patología entre otros factores. Generalmente se prefiere la sustitución quirúrgica pero en ocasiones otra opción es el implante de válvulas aorticas transcateter (TAVI, ver más abajo). También, como en el caso de la válvula mitral, se puede realizar una reparación valvular y no sustitución, pero es menos frecuente que en la mitral. 

En los últimos años se ha evidenciado que el uso de cirugia mínimamente invasiva (evitando una esternotomía completa) para el implante o reparación de la válvula aórtica, ademas de ser más estética, puede reducir el sangrado postoperatorio, la estancia en UCI y en el hospital, menor dolor postoperatorio,  y una reincorporación más rápida del paciente a su vida habitual. Nuestros cirujanos estudiaran su caso y, tras analizar todas las opciones, le ofreceremos la más adecuada para usted (reparación vs sustitución, prótesis biológica vs mecánica, cirugia estándar o mínimamente invasiva,...).

 

TAVI (Prótesis Aórticas percutáneas)

Las valvulas aórticas transcatéter (TAVI) son una opción para los pacientes que por algún motivo se consideran de riesgo alto o intermedio para una cirugia convencional. Este abordaje se debe realizar conjuntamente con el equipo de Hemodinámica dada las características de este tipo de implante.

El procedimiento consiste en introducir una prótesis por medio de catéteres hasta la posición de la válvula aórtica  guiándonos fundamentalmente por un sistema de radioscopia. Una vez se posiciona en el anillo aórtico, se expande y así se produce su fijación, se comprueba que la valvula funciona bien y se retiran los catéteres. Entre las ventajas de este tipo de válvulas es que no necesitan circulación extracorporea, se pueden implantar con anesteisa local y sedación, y la rápida recuperación del paciente (que en menos de 72 hora puede ser dado de alta).

Hay varias vías de abordaje de introducción de estas válvulas:

  • Vía transfemoral: la prótesis se introduce por punción de la arteria femoral, localizada en la zona de la ingle.

  • Vía transaxilar: se accede a la arteria axilar, tras realizar una incisión por debajo de la clavícula, y por ella se introduce la válvula.

  • Vía transapical: para este abordaje realizamos una pequeña toracotomía (una incisión entre las costillas) y para acceder a la punta del corazón que es por donde se introduce la prótesis directamente en el corazón.